16 NOVIEMBRE 2019.

DESTINO INCIERTO EN BOLIVIA

Evo Morales, significa cambio, transformación social profunda de raíz, conformando un estado plurinacional, que revertió la pobreza y la mejor distribución de la riqueza en Bolivia. Hablar de su mandato y gran legado, llena de orgullo a aquellos latinoamericanos que creemos en una economía sostenible y justa.  El actual escenario con veinte muertos, desde la renuncia de Evo Morales, en sólo cuatro días, me hace reflexionar en relación a su reelección. Somos todos conscientes, incluido él mismo, del alto poder de popularidad y de aprobación que socialmente tiene su persona y, a la vez que un referéndum le dijeran no a la reforma de la constitución por tal de quedarse en la presidencia por cuarta vez. Esta situación me hace preguntarme: ¿era realmente necesario ser él mismo el candidato o era mejor sea otra persona secundado por él? Creo que lo importarte e indispensable era dar continuidad al gran proyecto social y seguir caminando todos juntos, sin dejar de lado a Evo Morales dentro del mismo, con otra cara visible. No podemos olvidar el verdadero problema de fondo de esta situación y es, la necesidad de instaurar un sistema que beneficie a los grandes intereses del monopolio económico mundial y a la vez el rechazo a la población indígena y todos sus símbolos culturales. Ahora mismo nos encontramos frente a diversos aspectos que han servido para volver a poner en riesgo todo lo construido y restaurado en Bolivia. Estos son:

  1. El fascismo y racismo de los comités cívicos, especialmente el de Santa Cruz, que no aceptó nunca que un indígena fuera presidente del país.
  2. Desconocimiento de los resultados electorales por anticipado y declararlos de fraude. Alentando de esta forma, la acción violenta de los comités cívicos.
  3. La OEA, anunció recomendar una segunda vuelta electoral, sin analizar el total de las 34.555 actas electorales solamente 78, lo que supone el 0,22%.
  4. El respaldo y reconocimiento de los Estados Unidos a la nueva autoproclamada presidenta de Bolivia.
  5. La inseguridad ciudadana y desestabilización política y social de la mano con los movimientos fascistas y racistas, han sido factor clave para que la policía desconozca como presidente a Evo Morales.
  6. Las Fuerzas Armadas, finalmente salieron a pronunciarse y pedieron la renuncia de Evo Morales.
  7. Los medios de comunicación, que siempre en estos casos manipula a la población. Después de 48 horas de hacer público los resultados electorales, mantuvieron en su portal que Evo Morales obtuvo 4 puntos, por tal de instaurar la idea de fraude.
  8. Los grandes capitales extranjeros ven como pueden sacar mejores ingresos y no pagar impuestos reales y beneficiosos para Bolivia, sino para ellos.
  9. Por último, un títere en escena que llene su ego y desee autoproclamarse presidente/a de la nación. Que no es otra cosa que el oportunismo.

2 thoughts on “AMÉRICA LATINA

    1. Lamentablemente, si. Creo que los seres humanos no sabemos vivir en diversidad. Y digo diversidad en todos los ámbitos no es bueno para una nación que todos pensemos igual y si se busca eso es caer en autoritarismo y sería muy lejano a una democracia sin buscar conceso y pactos por un verdadera bien al país y la eliminación de la inequidad social y económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *